Las Provincias
Bicivalencia

Ruta en bici con Metrovalencia: el camp del Túria

Este itinerario por el Camp del Túria, sobre la plataforma elevada comprendida entre el valle del Túria y el del Carraixet, destaca por ser una mezcla a pequeña escala de los otros propuestos por esta comarca. Aunque de perfil descendente en su globalidad, lo que lo hace muy sencillo, tiene algunos tramos sobre tierra y alguna pequeña rampa que hacen el itinerario más ameno. Combina las zonas de monte con los cultivos de regadío y secano típicos de la comarca.

0 km.

Se encuentra en la estación de Llíria de la línea 1 de Metrovalencia. Salimos de la estación hacia la izquierda en busca de casco urbano y por la primera a la derecha giramos para acabar saliendo a la comarcal 234 convertida en calle Valencia. Entramos en la calle y subimos, y un poco antes de entrar en una rotonda veremos un desvío asfaltado junto a los talleres de Fiat. Habremos recorrido 300 m desde la estación y desde aquí saldremos de Llíria en busca de un paso por debajo de la autovía CV-35. Bajamos pues a la huerta que contornea Llíria y en una bifurcación seguiremos recto, por el firme de tierra, para pasar en seguida bajo la autovía. Seguimos recto un poco hacia arriba, obviamos el camino que sale a nuestra derecha y seguimos subiendo.

1,4 km.

Llegamos a un cruce con calles asfaltadas en la urbanización “Sud de Regalón”. Seguimos recto por camino de tierra que hace de calle periférica de la urbanización y al poco de dejar atrás los chales, nos encontramos con una bifurcación. Seguimos a la izquierda bajando, pasamos junto a un chalet solitario y en la hondonada, a pie de la siguiente colina y urbanización, atravesamos un cruce de caminos y seguimos recto hacia arriba.

2,5 km.

En el Alt de la Botigueta, nos encontramos con un camino asfaltado, el Camí de la Lloma Grossa als Clots del Algepsar. Lo seguimos por nuestra derecha llaneando sobre la loma hasta que comenzamos a bajarlo y llegamos a un cruce.

3,8 km.

Estamos en un cruce en lo alto de un collado. Tomamos la carreterilla asfaltada con la que nos hemos topado, el Camí de Benissanó a Olocau, hacia la izquierda. La seguiremos en ligero descenso y luego en ligero ascenso con repecho final a lo largo de poco más de dos kilómetros.

6,1 km.

Estamos en una pequeña elevación junto a unas colinas boscosas y el centro hípico Hermanos Esteban. Enseguida que pasemos el centro hípico, 100 metros más adelante veremos junto a un cartel anunciador de la urbanización “Maimona-corral d’Albert” nuestro desvío de tierra a la derecha. Ahora entramos en las pinadas que contornean el Tos Pelat, monte de 226 m sobre el nivel del mar. Esta zona a pesar de estar llena de caminos usados por los caballos del vecino centro hípico y de estar taqueteada aquí y allá por algún que otro chalet, es todavía un pequeño reducto de monte que nos descubrirá en su interior ardillas, conejos y muchos otros representantes de la fauna del Camp del Túria de la que hablamos en otras rutas.

Nos adentramos en ella y nuestro camino que será, en este tramo de monte, escaso en piedras sueltas, pero abundante en afloramientos rocosos, obviará las dos primeras bifurcaciones a la derecha. Bajamos un poco y pasamos bajo la sombra de dos grandes pinos, junto a unos cipreses a la derecha y un chalet a la izquierda, que delimitan el camino que enseguida comienza a ascender un poco.

7 km.

Estamos en lo alto de la loma, en la zona más tranquila del recorrido. Delante nuestro y entre los pinos, el fondo de la Calderona y detrás, el pinar y al fondo Llíria. 100 metros más y cruce. Seguimos por la izquierda en ligero ascenso, enseguida llaneamos y descendemos hasta encontrarnos con un camino un poco más ancho. Lo seguimos a la derecha, sube un poco y comienza a bajar. Obviamos en nuestro descenso, cualquier desvío hasta que nos topamos, en las terrazas cultivadas de naranjos y algarrobos del Carraixet, con otro camino de tierra más importante. A la derecha y llaneamos sobre él. Naranjos a la izquierda y algarrobos a la derecha. Tras tres kilómetros y medio de pedaleo lo abandonamos hacia la derecha por uno que está asfaltado. Subimos ligeramente y entramos en el término municipal de la Pobla de Vallbona.

11,3 km.

Alto de Lloma Llarga que da nombre a una urbanización diseminada a lo largo de la misma hacia nuestra izquierda. 50 metros más abajo nuestro desvío a la izquierda. Ligero descenso sobre asfalto a pie de loma y con la vista puesta en el Pla dels Aljubs poblado de algarrobos en primer término y naranjos tras ellos. Tras dos kilómetros de gozosa bajada y tras habernos pasado un desvío asfaltado a nuestra derecha, encontraremos, también a nuestra derecha, un camino asfaltado por el que cruzaremos a lo ancho, la cabecera de este llano, el dels Aljubs, que se extiende haciéndose cada vez más ancho desde el Tos Pelat hasta casi Bétera. Llanura que en esta parte, está plantada de vid, hortalizas de temporada o más recientemente de rosas de diferentes colores.

14 km.

Stop, pues nos encontramos con una carretera y encontramos los aljibes que dan nombre a estos llanos. 200 metros a la izquierda segundo cruce sobre otra carretera con más tráfico que debemos atravesar. Ahora, y durante casi dos kilómetros llevaremos a nuestra derecha una alternancia de chales y campos de algarrobos de la loma El Cerrao y a nuestra izquierda los naranjales del Pla dels Aljubs.

15,7 km.

La carretera por la que vamos gira a la izquierda y se encuentra de frente con un camino asfaltado y tras la confluencia, ambos se unen en un giro a la derecha, hacia el este, en ligero descenso hacia Bétera.

A unos 200 metros, y sin desviarnos de nuestra trayectoria, cruzaremos varias sendas.

17,2 km.

Por nuestra derecha confluye una carretera más transitada, la de El Periquillo, que aportará más tráfico, aunque no muy excesivo, a nuestro rodar.

20 km.

Estamos junto a la arboleda-parque que da frescor a nuestra llegada a Bétera sobre la que vemos destacar desde aquí, su curioso castillo de origen árabe.

Bétera, pertenece a la comarca del Camp de Túria, y se encuentra tan sólo 100 m sobre el nivel del mar, cuenta con unos 18.500 habitantes. La gente en Bétera trabaja principalmente en el sector industrial, el de servicios, y en menor medida en la agricultura.

En Bétera son remarcables desde un punto de vista patrimonial, la iglesia parroquial de la Inmaculada Concepción. Su fachada llama la atención al visitante por sus dos relojes de sol de 1909, uno a cada lado, que son la única ornamentación. En su interior cabe destacar que su nave se comunica mediante arcos con la nave de la capilla de la Comunión, que es paralela a la principal. El castillo de origen musulmán, aunque aparecen algunos elementos góticos del siglo XV. A partir del siglo XVI el castillo pierde su carácter defensivo y pasa a ser residencia palaciega. Se compone de cuatro torres almenadas, la principal, de forma rectangular, tiene un reloj que se instaló en 1897. A destacar también la ermita del siglo XVIII y el panteón del marqués de Dos Aguas.

Nos dirigiremos a la estación atravesando el casco histórico de la población. Para ello tendremos que buscar la plaza del castillo. Nos guiaremos por la silueta del castillo y tomaremos la callejuela que nos permita el ascenso hasta esta plaza. Después seguiremos hacia el sur y nos encontraremos con el Ayuntamiento y la calle de El Calvari donde siguiendo el sentido de circulación hacia el este nos encontraremos con la calle de la estación que nos bajará precisamente a esta.

21 km.

Final del itinerario: la estación de Bétera de la línea 1 de Metrovalencia.