Las Provincias
Bicivalencia

Ruta en bici con Metrovalencia: la Llíria Ibérica

Este itinerario que os proponemos además de ser es el más largo que os vais a encontrar, tiene una primera parte en ligero ascenso que hace que necesitéis (contando un descanso para almorzar y visitar los yacimientos arqueológicos) no menos de cinco horas para realizarlo. Con él, descubriréis el sistema de canales de riego del Camp del Túria y las llanuras edetanas que hay entre Llíria y la partida de la Concordia, ya en la sierra Calderona en su zona próxima a Alcublas. En estas llanuras y sobre las lomas de Mont-Ravana y del Castellet de Bernabé os encontraréis los restos de sendos poblados ibéricos que dependían de la capital de la Edetania: Edeta junto a la actual Llíria.

0 km. Estación de Metrovencia

Comenzamos en la estación de Llíria de la línea 1 deMetrovalencia, desde donde accedemos a su núcleo urbano, localizado a unos 190 metros sobre el nivel del mar. En este municipio de la comarca del Camp de Túria viven poco más de 15.000 habitantes. Su agricultura actual se centra en los productos hortofrutícolas, aunque la mayor parte de sus habitantes trabajan en la industria y en el sector servicios.

Salimos pues de la estación de metro, y hacia la izquierda y subiendo nos adentramos en Llíria. Tras subir una fuerte pero corta rampa entramos en la plaza mayor de la población. En ella, nos encontramos con la iglesia de estilo barroco de l’Assumpció y con Ca la Vila, un palacio renacentista del siglo XVI donde está la oficina de turismo y nos podemos informar del rico patrimonio histórico de esta ciudad: ibero, romano, árabe y cristiano.

Seguimos a la derecha hasta la plaza de Partidors, donde convergen tres calles, y de nuevo siguiendo la dirección obligatoria a la derecha y ahora en ligera bajada nos adentramos en una calle arbolada, la de Sant Vicent Ferrer, que seguimos hasta el semáforo que da cruce a la antigua carretera comarcal 234. Seguimos de frente por la calle arbolada hasta el primer cruce con semáforo. Aquí nos desviamos a la izquierda bordeando el parque de la Bombilla y una vez dejado atrás, tomamos en el primer cruce nuestra derecha hasta llegar a la rotonda de salida de la población y comienzo de la carretera de Alcublas.

2,6 km.

Al poco de pasar el primer kilómetro de esta carretera y tras bajar el puente que sortea la autovía CV-35, nos desviaremos a la derecha por el camí del Pla de les Avenes que soporta solamente tráfico agrícola. La ruta asfaltada discurre primero en curvas y por terreno llano y luego en ligero ascenso ya en recta hasta un cruce donde a nuestra derecha podremos ver entre la pinada la cúpula de un pequeño templete de primeros del siglo XX. Seguimos hacia adelante, ahora en un ligero descenso que enseguida se hace una alternancia de planitud y ligeras subidas, hasta un desvío en forma de v con una estación de bombeo en medio. Desde aquí, por la derecha nos lleva por asfalto y por su izquierda en camino de tierra al cruce con la carretera del Camí dels frares. Tomaremos el de nuestra izquierda por acortar y ser más vistoso, hasta encontrarnos con la carretera junto al puente que atraviesa la rambla Primera.

7,6 km.

Atravesamos la rambla Primera y enseguida comenzamos a subir por nuestra derecha y con algo más de pendiente que la que hemos llevado hasta ahora, por la carretera de la Colonia del Pla de Calvo. Tras 15 minutos estamos ya en el camino de servicio del canal principal del Camp del Túria.

10,6 km.

Ya estamos en el canal principal del Camp del Túria. Hasta aquí llevaremos más o menos una hora de camino. Ahora no tenemos más que seguirlo sin apenas tráfico hacia nuestra izquierda. Es de tierra pero casi en plano por lo que a lo largo de los 8 kilómetros que nos quedan hasta el cruce con la carretera de Alcublas iremos contemplando el paisaje con menor esfuerzo del que llevábamos hasta ahora. Nos encontramos en el borde entre los llanos edetanos cultivados de almendros, olivos y algarrobos pero también de naranjos y hortalizas gracias a las aguas del canal, y las lomas cubiertas de matorral y pino carrasco de las estribaciones de la sierra Calderona.

Medio kilómetro antes del cruce con la carretera de Llíria a Alcublas veremos una hermosa balsa que para nuestra desgracia permanece contorneada con una valla. En ella podremos ver nadar al zampullín común y ver saltar algún que otro pez.

Hagamos ahora un repaso a la fauna que tal vez nos habremos encontrado a nuestro paso. Durante la realización de la ruta en el mes de junio, pude contemplar muchas veces a muy corta distancia a algunas perdices y conejos pero sobre todo liebres que son muy abundantes en los nuevos cultivos de naranjos. Las abubillas, los coloreados abejarucos, la amarilla oropéndola son comunes y dan exotismo veraniego a la fauna autóctona. Las cogujadas que son familia directa de la alondra se dejan ver fácilmente y la paloma torcaz que es abundante, recibe la visita estival de su prima la tórtola común. Pero tal vez el ave, en este caso un corvido, que más destaca por su continua presencia es la urraca. Entre los depredadores más fáciles de ver está el ratonero al que pude ver transportando un gazapo recién cazado entre sus garras, al águila calzada haciendo un picado de caza o los cernícalos y alcaudones común y real. También esta es tierra del “fardatxo” o lagarto ocelado.

18,9 km.

Si es fin de semana habremos notado la proximidad del cruce de la carretera Llíria-Alcublas por el constante ruido producido por las motos que la utilizan como “circuito” entre Llíria y la Cueva Santa. Por esta razón prescindiremos de ella y la atravesaremos siguiendo por el camino que seguíamos. Al poco, el camino gana en pendiente pues debe rebasar una pequeña colina que es atravesada en túnel por el canal.

22 km.

Llegamos por fin a la aldea de Bodegas del Campo ya en la carretera CV-245. Desde aquí subiremos dos kilómetros y medio más por esta carretera que aunque de mayor categoría que la anterior lleva menos tráfico.

Al llegar al PK. 5’5 reconoceremos a nuestra derecha la loma del Castellet de Bernabé con los muros de la parte oeste del poblado ibérico. Tomamos el camino de tierra que se dirige hacia allí y a medio kilómetro, justo debajo de unas casetas de campo, aparcaremos y encadenaremos las bicis a la sombra de un pino. Ahora nos toca andar cinco minutos entre los campos de almendros y olivos hasta la loma donde se erige el poblado. Este poblado que está contorneado por una valla de protección, está datado en el siglo IV a.c y pertenece a una tipología muy común en el mundo íbero que dispone sus casas alrededor de una calle central.

24,8 km.

Desde el Castellet de Bernabé, y a partir de ahora, el resto de la ruta es descendente o llaneando. Volvemos sobre nuestras rodadas a la CV-245 y nos dejamos caer cuesta abajo hacia Bodegas del Campo, que atravesaremos de nuevo pasando poco después junto a un gran edificio en ruinas: Casa del Campo.

30,5 km.

A un kilómetro de Casa del Campo, justo antes de encontrarnos con el cartel anunciador del término de Casinos nos desviaremos a la izquierda por una estrecha carreterilla que desemboca en otra más ancha y que tomaremos por nuestra derecha para enseguida (40 m) abandonarla a nuestra izquierda. Esta última que va en ligera pendiente descendente desemboca en un cruce junto a la loma de Mont-Ravana donde está el otro poblado íbero próximo a Llíria.

De seguir recto por la carretera, llegaríamos a Massarrojos.

33,6 km.

Desde el cruce, de frente y a nuestra izquierda, próximo a una nave industrial sale el camino de tierra que sube a la cumbre y al yacimiento de Mont-Ravana. Este poblado de menor entidad y vallado como el anterior está datado en el siglo V a.c. Bajamos de nuevo al cruce y nos dejamos caer con gran placer por la ladera norte de la Mont-Ravana, siguiendo un barranco cuyos márgenes arenosos dan cobijo a una colonia de abejarucos, y donde veremos la entrada de una cueva excavada en las faldas del monte junto a la carretera.

35,6 km.

Cruzamos el barranco del Rector y nuevo cruce que cogemos a la derecha. Todo recto, hacia abajo y en unos siete kilómetros entramos de nuevo en Llíria por donde habíamos salido.

43,5 km.

De nuevo en la rotonda de salida, debemos seguir las indicaciones que nos llevan al centro urbano. Salimos a la calle Pla de l’Arc y por Sant Miquel y LLibertat de nuevo volvemos a la plaza de Partidors, 9 d’Octubre y la plaza Major que atravesaremos para volver a la estación de metro.

45,2 km.

Llegamos a la estación de metro de Llíria.